lunes, 13 de diciembre de 2010

Se necesitan más mujeres fuera de la época

Siguiendo el seriado de "La Pola" en la televisión colombiana, me he puesto a analizar el perfil que nos muestran de la mujer de esa época de la historia. Muchas veces me he imaginado al personaje como tal y no dejo de repetirme: Policarpa Salavarrieta, una mujer fuera de la época. Quizá hubo otras que no tuvieron final tan trágico y trabajaron a la sombra, pero la historia no las registra. Siento algo de angustia de solo pensar en la cantidad de años que han pasado y los cambios significativos, pero el trato y la consideración por la mujer como ser humano han sido tan pocos y tan lentos.

Ahorase reconocen a la mujer el derecho a pensar, de aportar ideas, de participar, de trabajar, de estudiar, de escoger oficios o profesiones considerados solo para hombres, de escribir, de liderar, de ser protegidas por la ley, de ser valorado el trabajo en el hogar como tal. Sin embargo, pensando solo en el caso de Colombia porque sabemos de otros más difíciles en otras partes del mundo, dimensionamos cuá grande es el esfuerzo de una mujer para hacer uso de todos esos derechos ganados? Aquella que logra un apoyo doméstico adecuado, la comprensión de su pareja y un entorno laboral favorable es quien puede avanzar, realizarse dentro y fuera del hogar, y además, seguir labrando presente y futuro.

Hace unos dos meses fue sancionada la Ley de Economía del cuidado, con la cual se pretende medir el valor del trabajo del hogar, con el fin de generar cambios en las políticas públicas dirigidas a la participación laboral de las mujeres. Según el Dane, en Colombia el 94.27% de la población inactiva que no busca empleo y que está dedicada al trabajo en el hogar son mujeres, es decir, más de cinco millones, frente a 308 mil hombres dedicados a estas tareas. Uno de los avances más grandes en la equidad de género en Colombia, en los últimos años.

Women In Management, cita en su reciente boletín un estudio realizado en Colombia por la Universidad de la Sabana con mujeres presidentes y vicepresidentes de organizaciones del sector privado en 17 países latinoamericanos. Ese estudio estuvo enfocado a las estrategias que las mujeres han encontrado para avanzar y manejar el balance entre la vida laboral – personal con el objetivo de alcanzar su visibilidad y reconocimiento. Las entrevistadas explicaron sus logros y ascensos como resultado de factores internos personales, más que por factores externos; reconocen sus aspiraciones a posiciones de poder; dan más valor a los desafíos que las barreras; se han casado, tienen hijos y ello no han sido obstáculo para su ascenso; valoran la ayuda doméstica, y el machismo sigue siendo una dificultad para las mujeres en general.

No sé cuántas "Polas" fueron entrevistadas, ni cuántas aportaron para el logro de la Ley de Cuidado, lo que si entiendo es que necesitamos más Policarpas Salavarrietas y Alejandros Zabaraín que luchen por un mejor futuro para nuestros hijos e hijas, basados en el amor, la tolerancia, el respeto y la comprensión en todos los contextos, sin fronteras.