sábado, 22 de enero de 2011

Lejos de la señal de celular e internet, el sabor musical despertó la inspiración de Gabriela Casuso



Gabriela es una niña sin fronteras. Como muchos niños y niñas de esta época, estimulada por la tecnología y la glocalidad, sin límites en su ser y su expresión, estuvo de paseo en una finca llamada El Latal, propiedad de la familia de su bisabuelo, poniéndose por primera vez en contacto con la naturaleza pura, sin señal para celular o internet. Descubrió este tanque, dos palitos que le sirvieron de baquetas que la inspiraron.