martes, 2 de octubre de 2012

Rey Momo en el Carnaval del Bicentenario de Barranquilla

El Toro, máscara representativa del
Carnaval de Barranquilla y su tradición.
El Bicentenario de Barranquilla es una conmemoración que poco a poco va tomando lugar en el imaginario colectivo, estamos a menos de un año para que la Puerta de Oro cumpla con la celebración y todo aquello que la identifica sea relacionado con sus 200 años. 
Llega a 200 años de haber sido erigida en Villa por el Presidente del Estado de Cartagena Manuel Rodríguez Torices, lo que en su momento significaba darle valor y reconocimiento a un sitio de libres ubicado en el Caribe Colombiano, con habitantes que se comprometieron y participaron de la lucha patriótica por la independencia de Colombia. 
En este orden de ideas, aquello que como ciudad la ha llevado a trascender fronteras con su cultura y tradición, el Carnaval de Barranquilla en su calidad de Patrimonio Mundial Oral e Inmaterial de la Humanidad y Patrimonio Cultural de la Nación da pasos hacia una fecha que quedará en la memoria y recuerdos no sólo de la ciudad, sino del mundo. Hace aproximadamente un mes se dio la elección de la Reina de las fiestas en el 2013, Daniela Cepeda Tarud y esta linda joven empezó a prepararse para el reto. Ahora el turno es para la figura del Rey Momo del Bicentenario. La Junta que representa la organización del Carnaval de Barranquilla tiene en sus manos esta segunda elección de la realeza y tal como sucede en las películas, cuando sea anunciado el nombre la cámara lenta capturará el momento histórico de la designación y firma del acta de la reunión. Unas caras felices y expresiones de júbilo, otras de frustración y decepción, pero tal como es la real alma de la fiesta conquistará con alegría la celebración del Carnaval del Bicentenario.
A todos los aspirantes les deseamos suerte, sin embargo ante el reto que se avecina y sin tener apego especial por ninguno, honestamente les decimos que la figura del Rey Momo del Carnaval de Barranquilla, en sus 200 años, esperamos que sea aquel que: salga de las entrañas de la tradición que convirtió en Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad; que represente con su historia de vida en el Carnaval a la diversidad propia de una ciudad que abraza a propios y extraños como hijos suyos; que tenga en su rostro, manos, pies y corazón la sonrisa del ciudadano alegre que identifica a Barranquilla. Estaremos atentos al nombramiento.