domingo, 14 de octubre de 2012

Shakira y su embarazo

Como barranquillera y seguidora de Shakira, confieso que hoy en la mañana del domingo, robó mi atención primera el video de su imagen bailando en el cierre de la final del Campeonato de Fútbol femenino en Baku. 
Seis meses de embarazo y bailando el waka waka. Puede sonar cursi pero no lo es. No lo es ni para ella ni para cualquier mujer que haya recibido la bendición de un embarazo y un hijo o hija.
En su medio, Barranquilla, pudo haber sido una mujer que por su gracia y talento hiciera una vida como tantas otras llegando al matrimonio y la maternidad un poco antes de los 30. Pero su elección de vida no lo permitió. 
Luego de sus múltiples triunfos personales y profesionales, ser personaje mundial, llega a cumplir una de las satisfacciones más grandes para una mujer, ser madre. Por eso comparto con ella esa emoción de verse en tarima, siendo una con su hijo.
Años más tarde el preguntará por qué no estuvo en algunos momentos de su vida pasada y ella podrá responderle, ahi está la prueba que estabas conmigo.
Una diputada del parlamento europeo sensibilizó al mundo con su hija acompañándola en sesiones, una directora del Fondo Monetario Internacional hablándole al mundo de unidad, una cantante de pies descalzos bailando embarazada, son mensajes que nos habla de un momento de la mujer que además de cumplir sus sueños profesionales, los personales no se pueden dejar en el camino.