viernes, 16 de noviembre de 2012

Nativos e Inmigrantes frente a la tecnología

Los cambios culturales son muy difíciles de manejar y de empujar hacia delante, la resistencia hace fuerza por conservar el estado que da estabilidad y tranquilidad. Por eso cuando una empresa dice que disminuirán los viajes para reuniones presenciales y que la tecnología se usará con más frecuencia para estos casos, la situación no se asume rápidamente dependiendo de la edad promedio de los integrantes de la comunidad que conforma la organización.

Una actitud amplia y desprevenida de los nativos digitales acaba por agrandar la brecha digital y poner en riesgo los cargos para los inmigrantes. Pero qué podemos si cada día están disponibles más herramientas tecnológicas para facilitar la comunicación? Estoy convencida de sus ventajas y de sus propuestas a favor de las organizaciones, pero también que inmigrantes y nativos nos tenemos que mover para no caer en el caos de la dificultad o del facilismo.
Hoy Google+ ofrece entre sus aplicaciones los "hangouts", una versión ampliada y mejor provista de chat dirigida al sector empresarial privado, gubernamental y las escuelas. Es parecido a  Skype, pero en particular además de las reuniones cara a cara, permite que se inviten hasta 15 personas, se comparte la pantalla o escritorio para las presentaciones o edición de documentos. Ni hablar de lo que una aplicación como esta signifique para el entorno escolar.

Qué hacemos? dejamos a los nativos digitales solos con su tecnología avanzada o les seguimos el paso? dejamos a los inmigrantes digitales con sus negaciones y frustraciones o les enseñamos el ritmo? Hay mucho que aprender de las dos comunidades y el entorno virtual es buen escenario para descubrir nuevos mundo. No se trata de hacer a un lado la relación física que se descubre y cultiva al lado de otro ser humano responsabilizando a la tecnología, se trata de abrazarnos frente a ella y sus aplicaciones.