jueves, 12 de septiembre de 2013

Sobre los Padrinos Mágicos

Padrinos Mágicos, Wanda y Cosmo.
Acostumbro a ver televisión con mi hija, así como tratar de entender el mundo y el imaginario que le proponen, en el que por diferencia generacional nos es difícil alcanzar a comprenderlos en un 100%. 

Hace unos días en uno de los episodios de Los Padrinos Mágicos de Disney XD vi retratada con exactitud la vida real trasladada a la familia de Timmy, el protagonista de 10 años cuyos padres están tan ocupados que delegan casi todo el cuidado a la niñera y solo lo hace feliz sus padrinos màgicos Wuanda y Cosmo al cumplirle sus deseos.

Es necesario trabajar, hay que cumplir un rol social, es obligatorio alcanzar un nivel académico que exige esfuerzos y tiempo...así como en el programa de televisión, dos padres extenuados no alcanzan a llegar a su cama del cansancio. Mientras Timmy es atendido todo el día por su niñera ( infortunadamente malvada) y quien recibe su pago por ello. 

La vulnerabilidad, ausencia y falta de atención de sus padres hace que Timmy reciba la compañía de dos padrinos (hombre y mujer) que le hagan de su infancia una etapa acompañada y feliz. "Ese es un programa de televisión con Padres pendientes del trabajo, vida social, etc, que se convierten en padres y madres esclavos de sus trabajos y descuidan a sus hijos", me dijo +Isabel Vargas Lara. Entonces reflexiono, cada ser humano elige aquello que lo hace feliz, es cierto. Pero en el ciclo de la vida, si la ausencia en la familia es mayor que la presencia, el hogar se distorsiona y la comunicación se da con demasiados vacíos. Si una pareja recibe, por gracia de Dios, niños y niñas sanas, nos corresponde ser como los padres de Timmy o ajustar la vida para que sean personitas felices, y atendidas. En estos momentos quién está más cerca de tu Timmy, la niñera, sus padrinos màgicos o tu?