viernes, 24 de enero de 2014

Hacer empresa de cara al mundo 2.0

Una iniciativa empresarial producto de jóvenes emprendedores hoy cómo incursiona en el mundo de los negocios, casi siempre espontáneamente a través del e-branding. Es decir, una estrategia de introducción y posicionamiento de marca a través de su sitio web y redes sociales. Generalmente son organizaciones proactivas, abiertas, sin fronteras, innovadoras y con buenas propuestas.

¿Qué pasa entre esa generación de emprendedores 2.0 y la actual que ya está posicionada? Si un gerente de empresa no entiende los alcances de los recursos tecnológicos a favor de sus estrategias de comunicación y mercadeo ¿podrá respaldar o ser catapulta para identificar emprendimientos que van imponiendo una dinámica distinta? ¿qué sucede a una ciudad, un país , una región que crece a espaldas de estos 'jalonadores' de la economía y la vida actual?  La brecha digital en el mundo de los negocios acelera el paso y es exigente con el producto y el servicio. Algo que es debilidad no solo en el sector público, sino también el privado es el servicio al cliente de cara al cliente, no para el cumplimiento de un proceso o una norma sino como parte del cumplimiento de la promesa de valor de la organización, punto básico en su relación con los clientes y reputación. 

Las iniciativas empresariales de hoy día poco les importa el espacio físico y el lobby personal, cuando saben que sus pasos se agigantan con la comunicación y el mercadeo en entornos virtuales. Dan importancia a la interacción, a la construcción colectiva, al cliente como parte de la empresa. Saben que una estrategia en twitter les genera marca, en facebook vende, con linkedin conecta, pinterest exhibe y con el blog dispone del contenido que fideliza a sus públicos. Para ellos, su empresa es de cara al ecosistema digital.