viernes, 2 de mayo de 2014

Cuál es la historia de #GablaStyle

Sin explicar mucho, tan sólo con el uso, el HT #GablaStyle tiene seguidores que empatizan con la alegría de la niñez, las travesuras, las anécdotas  y reflexiones propias del corazón de un menor de edad. Es el resultado de la mezcla del sentimiento y encantamiento como padres que tenemos con Gabriela Casuso Hernàndez.

En el primer conversatorio Social Media Barranquilla, uno de los panelistas nos propuso que antes de preocuparnos porque no escribiera completo su nombre (Gabriela), apenas escribía 'Gabla' y ella leía con orgullo y seguridad G A B R I E L A recién cumplidos 4 años de edad,  más bien, en su concepto, como embajador de marca, 'Gabla' sonaba a eso, marca, identidad. Al principio nos pareció algo exagerado para su corta edad, pero haciendo un análisis en estos tiempos sin fronteras geográficas ni cronológicas en internet, no lo es realmente.

Lo que compartimos desde el HT #GablaStyle es bajo un manejo moderado del narcisismo que vivimos los padres con nuestros hijos en Social Media, porque no todas las genialidades conque sale a diario las publicamos, pero todo lo que escribo es real y expresado por ella misma. El enfoque es sensibilizar e invitar a la reflexión, compartir y estremecer a todo adulto que tiene relación con niños. Nuestras ocupaciones diarias no nos permiten escuchar, disfrutar y deleitarnos con su crecimiento. Entre el deber laboral y el deber de hacer bien como padres nos vamos entumeciendo. Nos ocupa enseñar obediencia y respeto a la autoridad por encima del valor del 'amor' y la enseñanza la recibo de mi maestra que está por cumplir 6 años de edad.

'Gabla' anhela crecer para ser como mamà, ir al colegio de los adultos, trabajar, conducir, tener hijos y hacernos abuelos. Ella está armando su vida ya y tiene criterio para decidir, elegir lo que quiere, se rie, le pone humor a todo y se enfada, ella es!

Por eso #GablaStyle más allá de ser la marca personal de Gabriela Casuso Hernández es una invitación a revisarnos como adultos, como padres, como profesionales, como ciudadanos, como seres humanos en este mundo sin fronteras que nos pone de frente a la tecnología, darles el espacio a nuestros hijos sin menospreciar lo que aprendemos cada día de ellos. Ella lee, escribe, chatea, postea, toma fotos para blog y está inmersa en un mundo 2.0 sin perder contacto con lo primordial en nuestro ser social, la comunicación y la vida familiar.