viernes, 29 de agosto de 2014

Leer es un cuento sin fronteras


Leer es un hábito que se cultiva y si es desde temprana edad, muchísimo mejor. Se motiva de muchas formas y nos lleva de manera efectiva al proceso completo si le ponemos emoción y amor. Cuando escucho a adultos que dicen 'no me gusta leer' pienso que no hay una comprensión de lo que significa este ejercicio  y la falta de empatía por esta actividad tan fascinante, permanente y creativa.

Si nos ubicamos delante de un bebé de meses, que no mueve su cuerpo sino sus ojitos de un lado a otro, podemos percibir que esa criatura está leyendo todo el tiempo mientras está despierta. Lee colores, sonidos, movimientos y con todo eso, aprende cada segundo. Por eso es tan importante que quien está a su lado, con amor, actúe no solo sobre su cuidado sino sobre su aprendizaje. Hace unos años, haciendo un trabajo de etnolingüistica, en plena investigación pude confirmar que la fonética de los menores de la casa depende de quién lo cría. El tono, el acento, la intención de las frases, la emotividad, la dicción y la modulación del adulto moldea por oído el uso que nuestros niños y niñas hacen de su aparato fonatorio mientras crecen.


Una prueba cercana, en mi caso, es mi hija. Nació en Colombia, de madre colombiana, barranquillera y papá cubano. Y todo el que la escucha, desde siempre, ha sentido en ella un acento y tono diferente. La expresión extrovertida, alegre y aspiración de algunos fonemas al hablar de manera espontánea que nos caracterizan la entregamos en herencia a nuestros sucesores. Por eso es tan interesante el proceso que ha iniciado la campaña del +Ministerio de Cultura con "Apégate a leer en Voz Alta" y el portal Maguaré en internet. En el nos comparten tips interesantes de lectura en voz alta para encontrarle gusto a esta misión que como adultos/madres/padres tenemos. Las nuevas tecnologías, internet y todas las aplicaciones están para enriquecer la promoción de la lectura y la creatividad de los niños, los jóvenes y los adultos, no son una amenaza de los libros y la producción editorial.

El ejercicio de leer en voz alta y de intercambiar experiencias de lectura, narración y declamación es necesario que esté presente en toda habitación del hogar, en una reunión familiar y en espacios abiertos a la comunidad. Uno que año tras año motiva, no solo la apropiación de la identidad del Caribe colombiano, sino que se integra al propósito de convocar a la sociedad y en especial a la familia alrededor de esa lectura que hacemos desde pequeños es el "Caribe Cuenta, Fiesta de las Palabras" liderado por casi 20 años por  la Fundación Luneta 50. Este domingo 31 de agosto será la 'Narratón Inaugural' para chicos y grandes en el Parque Cultural del Caribe. De los mejores expositores y cuenteros se puede aprender de esta actividad tan importante para sembrar el gusto por las letras, las historias y los libros. Leer es un cuento sin fronteras.