miércoles, 8 de julio de 2015

El autor de la teorìa sobre "LaTercera Mujer" estará en Barranquilla

Gilles Lipovetsky estará en agosto en Barranquilla.
Me llegó un comunicado prensa de la +Universidad Autónoma del Caribe para anunciar el Encuentro Pensando el siglo XXI que se realizará en Barranquilla del 18 al 21 de agosto de 2015. Bien comienza diciendo que el evento se realizarà bajo la premisa que "el poder de la reflexión es la fuerza que cambia el mundo" e influir positivamente desde la academia el entorno y contribuya al desarrollo social. Esperamos mucho de este escenario desde la academia para bien de Barranquilla que hoy se le identifica como centro de desarrollo de la Regiòn Caribe colombiana.

Entre sus panelistas invitados están Carlos Alberto Montaner, Moisés Wasserman, Wilder Guerra y Armando Silva, Germán Bula, María Jimena Dusán, Guillermo Perry, Alberto Salcedo Ramos, y uno que llama poderosamente mi atenciòn, quien tiene a su cargo la conferencia inaugural: Gilles Lipovetsky. Gilles Lipovetsky es un sociólogo y filósofo francés que analiza la sociedad posmoderna en temas como "el narcisismo apático, el consumismo, el hiperindividualismo psicologista, la deserción de los valores tradicionales, la hipermodernidad, la cultura de masas y su indiferencia, la abolición de lo trágico, el hedonismo instanteneista, la pérdida de la conciencia histórica y el descrédito del futuro, la moda y lo efímero, los mass media, el culto al ocio, la cultura como mercancía, el ecologismo como disfraz y pose social, entre otros".

Ojalá entre los temas incluyeran la teoría de la 'Tercera Mujer' que propone Lipovestky. Esa que no se digiere en los círculos feministas y que nos hace pensar en el gran grupo de mujeres que  se atreven a decidir distinto, aún en contra de quienes les abrieron paso a los derechos con los que hoy contamos y que nos eran negados en el siglo pasado.

La "Tercera Mujer" de la que habla Lipovestky rechaza dejarse tragar por el trabajo y el estancamiento de lo sentimental y lo comunicativo. No envidia el lugar de los hombres ni tampoco es dominada por el deseo inconsciente de dominarlos. Nos lleva a reflexionar sobre la  reconciliación de las mujeres con el rol tradicional que se tiene en la sociedad y la familia, el reconocimiento positivo de la diferencia hombre y mujer. Una teoría que a mi parecer nos enriquece como seres humanos, tanto a hombres como mujeres. ¿Tu què piensas? . Es cierto, todavía hay mucho camino de visibilizaciòn y reconocimiento por recorrer, muchos espacios de toma de decisiones por conquistar, pero sin màrtires ni sacrificios ni juicios ni prejuicios que nos estanquen e inmovilicen. Una teoría que concluye un feminismo que nos acerca más a nuestro género y no nos aleja del opuesto, una teoría sin fronteras y con perspectiva de género.