viernes, 18 de marzo de 2016

La decisión de tener otra mirada de Barranquilla

Esther Forero en su parque.
Barranquilla, 2006
Soy de la época en la que nos enseñaron a querer y anhelar a la Vieja Barranquilla, la misma que nos describe Esther Forero en sus canciones, la de los cuentos de los abuelos y calles doradas por el sol. La generación de estos tiempos en cambio la relaciona con ciclovías, parques, río y patrimonio, para hablar con ojos enamorados de la ciudad como lo hizo la 'Novia de Barranquilla' precisamente por decisión. Ese álbum de canciones a La Puerta de Oro que ella produjo fue una invitación a abrir los ojos al amor y hacia la ciudad.

Soy de la generación de las líneas de buses y no del Sistema  de Transporte Masivo. Recuerdo tanto la tarea para la clase de Redacción que se inventó el profesor para ponernos en contacto con la crónica. Súbase al bus de la ruta 'tal' y haga el recorrido completo desde y hasta la 'nevada', escriba una crónica y póngale título. Y es cierto, nos regaló para toda la vida una mirada distinta de la ciudad. Se volvió un hábito observar, analizar y apreciar lo que sucede en los buses urbanos, dejando de lado la incomodidad o indiferencia del pasajero común.

Hace unos días me encontré con un compañero de colegio con quien tenía pendiente una conversación. He hecho seguimiento a su cuenta de instagram por sus publicaciones. Aunque ahora es común encontrar grupos o iniciativas de ciudad en redes sociales con el ánimo de promocionar una marca, producto o imagen, Mauricio Rodríguez, tiene un buen trabajo visual rico en perspectivas, contraluces e historia de Barranquilla. No es periodista, no es fotógrafo profesional, es un barranquillero que tomó una decisión. 
-¿Por qué esas fotos, Mauricio? (@instamau_rb) . 
-¡Una decisión! trabajo en una oficina del centro y no era necesario desplazarme en carro para pagar parqueadero, decidí caminar y hacer el mismo trayecto en transporte urbano. De pronto me dí cuenta de edificios por donde siempre pasaba y nunca las había visto. Me gusta lo que veo, tomo la foto y la comparto.
Edificación de 1935 diseñada por el cubano Manuel Carrerá,
uno de los padres de la arquitectura Moderna de Colombia
Él lleva consigo la decisión de mirar a Barranquilla con otros ojos. Su cuenta tiene 217 publicaciones, 561 seguidores y 1.461 seguidos, no es una celebridad ni tampoco especialista en manejo de redes sociales. Es el típico 'prosumer' y ya su nuevo hábito tiene frecuentes reconocimientos. Entre los más recientes está el de +El Heraldo Barranquilla , que compartió una de sus fotos en sus redes que son de gran influencia y alcance; las redes del Restaurante Rex, donde quedaba el antiguo Teatro Rex de Barranquilla, hicieron lo propio. Esta es una forma de querer a la ciudad y compartilra sin fronteras.