domingo, 3 de julio de 2016

Parque Sagrado Corazón en Barranquilla y Media Torta de Bogotá

Media Torta, escenario cultural de Bogotá.
Crecí viendo los programas de 'Animalandia' con Fernando González Pacheco en televisión emitidos desde la Media Torta de Bogotá y luego las presentaciones de grandes artistas que visitaban el país, también en ese lugar. Las tomas alternas que hacían, recuerdo, daban la sensación de alegría y sitio abierto a la familia. Deseaba ver uno parecido en Barranquilla, pero lo más cercano a esa experiencia eran los eventos de Carnaval y sus Festivales de Orquestas. La Media Torta ha sido punto de partida para la cultura ciudadana, y la música en la capital de Colombia, es hoy referente para actividades de la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte.

Concierto Al Parque en el Sagrado Corazón, Barranquilla. Foto Redes Alcaldia.
En diciembre de 2015 fue inaugurado para la Puerta de Oro de Barranquilla un escenario que desde el 2007 está bajo el cuidado de la Fundación Triple A, es el Parque Sagrado Corazón. En abril de 2016 se inició la agenda 'Concierto al Parque' con motivo del aniversario de la ciudad, liderada por la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo. En el primer concierto se presentó la Orquesta Sinfónica Metropolitana de Barranquilla, y en el segundo, la Banda Sinfónica de la Fundación Acesco. Ha sido la oportunidad para homenajear a quienes contribuyeron con su talento y gestión a la historia cultural de la ciudad:  Profesor Alberto Assa, Esther Forero y el más reciente, al Joe Arroyo. Y su evolución como evento ha sido como 'bola de nieve', cada realización atrae mayor público. Es inevitable sentir emoción.

Les confieso que no he asistido al primero, pero los he seguido por redes sociales como antes seguía el desarrollo de los eventos de la Media Torta de Bogotá por televisión, con el anhelo de vivir ese ambiente sano, alegre y musical de la ciudad. Me alegro por Barranquilla, creo que este escenario del Parque Sagrado Corazón reafirma nuestra identidad como ciudad abierta y sin fronteras. Si bien la programación ha sido enfocada para resaltar hasta ahora valores artísticos de nuestra región, el mensaje que se percibe de Barranquilla es más allá de sus fiestas patrimoniales. El oxígeno que recibe la ciudad con el talento de su gente para el arte, la música, la danza no tiene precio; así mismo en el proceso que se fortalece en aquellos que lo saben valorar. Ojalá el Parque Sagrado Corazón sea para nuestra ciudad por mucho tiempo lo que la Media Torta es y ha sido para Bogotá.

----