viernes, 12 de agosto de 2016

¿Por qué es importante saber inglés?

Seminarios WIM con ASDI
Saber inglés es una decisión ineludible si se quiere hacer parte del mundo actual y aprovechar, además, al máximo todas las oportunidades de vida académica y laboral. Contar entre los saberes, un segundo idioma, presume un camino distinto para quien se decide a estudiarlo. Por eso grandes esfuerzos e inversiones se hacen, desde el gobierno nacional y local, para alcanzar en la educación los estándares mundiales y ubicar las ciudades y el país en mejores niveles de crecimiento y competitividad.
Cuando trabajé en la Fundación Mario Santo Domingo se recibían visitas de ONG extranjeras interesadas en conocer los programas de microempresa y hasta representantes del Banco Mundial; saber inglés me ponía en situación de ventaja con los visitantes, aún sin ocupar cargo directivo. Lograr becas con la Agencia Sueca de Cooperación Internacional (ASDI) en periodismo y liderazgo en más de una ocasión, fue también una oportunidad distinta en mi carrera gracias a un segundo idioma. Ser parte de los primeros jóvenes colombianos en visitar la Agencia Espacial NASA en Houston y aprovechar de mejor manera esa experiencia, también fue resultado del dominio del inglés. Y quien revise su experiencia académica y laboral, con la ventaja de saber inglés, entenderá que lo que digo es cierto.
Aprender una segunda lengua siempre será una buena decisión porque cambia totalmente la vida a una persona y su familia. Abre las puertas, se tiene una mejor visión y comprensión de otras culturas. Entonces, es realmente importante apuntarle a ser bilingüe con calidad, con capacidad para desempeñarse sin dificultad en cualquier responsabilidad laboral. En Barranquilla existe hace casi 60 años el Centro Colombo Americano, una entidad binacional que, además de ser líder por dar especial énfasis a las habilidades comunicativas en la enseñanza del inglés, desarrolla programas para todas las edades.
Los egresados del Centro Colombo Americano, y lo digo por experiencia propia, logran una ventaja importante al enfrentar situaciones en lo laboral y en lo cultural. Una asistente administrativa con manejo fluido del inglés, a nivel oral y escrito, será siempre de mayor ayuda para gerentes y jefes. Una secretaria ejecutiva bilingüe que programe y confirme compromisos de los jefes, organice agenda, atienda llamadas telefónicas y público, prepare informes y tenga conocimiento contable, entre otras competencias, sin fronteras ni miedos hacia el inglés, tendrá una actitud valiosa para cualquier organización.