miércoles, 7 de septiembre de 2016

Un encuentro casual con Joey Montana

Con +Joey Montana 
De regreso de Ensenada, Baja California, en un viaje por vacaciones, el avión hizo escala en el D.F. de México y la conexión me obligaba a esperar desde las 12 de la noche hasta las 4 o 5 am del día siguiente. Las salas vacías, había muy poca gente en las mismas que yo. Me senté en un pasillo encima de la maleta a esperar y sin nada qué hacer. Pasó un joven con dos grandes maletas que parecía tener el mismo plan mío y luego de hacerle el favor de 'echarle un ojo' a su equipaje mientras hacía una llamada empezamos una conversación sencilla que hoy toma importancia.

Mi nombre es Edgardo Miranda, soy de Panamá, me dijo. ¿Qué haces? - le pregunté- y me respondió: Soy compositor de reggaeton. En ese instante pensé 'y qué tanto es lo que compone y se inspira un compositor de este ritmo'. Ah okey! . Y tu qué haces? me preguntó. Soy periodista en Barranquilla, Colombia. Entonces me habló que estaba de gira por México, de sus estudios de medicina y especialidad en neurología que había dejado por dedicarse a la música. Que en realidad era famoso con Factoría y les había ido bien en Colombia, que tenía serias intenciones de ser solista. Tuve que sincerarme y explicarle que el reguetón no era mi ritmo favorito y que si me permitía, le debía dar mi concepto. Recuerdo la especial atención que tuvo a todo lo que dije: "Mira...me preocupa que con ese ritmo, los latinos que tenemos gran talento y capacidad para expresarnos con el cuerpo y la coordinación de movimiento de caderas y desplazamiento de los pies con ritmos como la salsa y el merengue, las nuevas generaciones se van a quedar sin explorar eso, pegados al piso; ... además, déjame decirte que esas letras no es que digan mucho, o más bien, en dónde va a quedar la expresión lingüística del español de nuestros jóvenes con la repetición de esas canciones; ... y fíjate, ni decir que tampoco me gusta el uso de la imagen de la mujer en los videos. No hay forma que me guste, te lo confieso".

Edgardo me habló de su paso por Factoría y cómo las letras que escribía trataban de tener un enfoque más romántico, alejado de la vulgaridad. Que entendía mi posición y que le había gustado escuchar mi opinión. Las horas pasaron, cada uno se dispuso a tomar su rumbo, pero antes intercambiamos correo electrónico y una foto -qué tal que este chico sea todo lo famoso que me dice, pensé-. Hoy cuando revisaba la prensa local encontré su entrevista en #SesionesEH de +EL HERALDO . Edgardo Miranda, con quien conversé esa noche en el aeropuerto del D.F. de México, es el mismo +Joey Montana que lleva con éxito su carrera como solista en el reggaeton por más de 15 años. Me dió tanto gusto leer que se mantiene en su línea de marcar la diferencia para cerrar brecha musical en lo generacional, sin fronteras. La periodista escribe: "Montana explicó que no tiene nada en contra de las canciones con contenido más denso, pero dijo que él ha tratado, desde sus inicios, de componer letras amigables a diferentes edades. “En mi público hay gran cantidad de niños y personas mayores, por eso siempre he tratado de cuidarme con lo que escribo, canciones románticas y que no sean vulgares”, puntualizó.