jueves, 29 de diciembre de 2016

¡No pases por inocente!

Cada 28 de diciembre muchos esperan hacer inocentadas o pasar por inocentes. Es conocido como el Día de los Santos Inocentes para recordar una parte de la historia del cristianismo: el asesinato de los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea) por orden del rey Herodes cuyo único propósito era deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret. Paradójico pero un hecho tan doloroso y cruel hoy día se revive haciendo broma de la inocencia del prójimo.

Al finalizar este día en el 2016 no pude evitar reflexionar sobre el tema. En especial porque la historia del abuso, tortura y asesinato de Yuliana Samboni ha motivado nuevos registros de la prensa nacional: "El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, confirmó este miércoles desde Ibagué, que el organismo a su cargo imputará cargos por los delitos de favorecimiento de homicidio a Francisco y Catalina Uribe, hermanos de Rafael Uribe Noguera", acusados de alterar la escena del crimen. Una pequeña inocente, como muchas otros casos que se pueden conocer en el ámbito nacional y con menos impacto, asesinada a manos de 3 'Herode's que se sintieron dueños de la situación para que el caso no trascendiera y pasara a ser archivado.

En el 2016, según informes de medicina legal, en Colombia se presentaron 15.082 casos de mujeres víctimas de violencia sexual siendo las niñas entre 10 y 14 años las más afectadas (6265 casos), seguidas de las niñas entre 5 y 9 años de edad (3178 casos). Lo estremecedor es que en relación con el 2015 según el Informe de Violencia de Género es que no existen avances y por el contrario, hubo 1041 casos más en el 2016. Toma trabajo hacer conciencia que, según este estudio de 3 años, el día y el escenario de mayor violencia intrafamiliar son el domingo, entendido como tiempo de familia, y el hogar. El abuso contra menores, de acuerdo al informe de 2015, registró que el año pasado la cifra se había duplicado en relación con el 2014 y que 8 de cada 10 niñas habían sido víctimas de violación. Y en el 2014, "Cada hora dos niños son víctimas de abuso sexual en Colombia" registró El Espectador basado en informe del Instituto de Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. No hace falta mucho conocimiento para comprender que la violencia contra los niñez, inocentes y población vulnerable de la sociedad, es un fenómeno de 'bola de nieve' en los últimos años.

Ahora me pregunto e invito a los que me siguen hasta el momento, ¿se justifica que en el Día de los Santos Inocentes programemos nuestra actitud frente a la broma que hacemos a los incautos? o por el contrario, por respeto a los niños y niñas que están tomados de nuestra mano o en nuestra propia casa, ¿reflexionamos sobre toda situación que pueda afectar un entorno seguro, que no vulnere su integridad y rodeado de la tranquilidad que redunde en su autoestima? En ocasiones pasamos por alto hechos que no nos parecen trascendentes o no son próximos, pero ¿si son tus hijos e hijas los afectados, reaccionarías igual? Que los niños y niñas sean el tesoro de la vida de la sociedad nos hace guardianes de su salud, bienestar y formación. Cada acto que sea a favor de ellos es siembra para cosecha futura. Ser indiferentes nos hace un poco 'Herodes'. Piénsalo, ¡No pases por inocente!