viernes, 27 de enero de 2017

Evalúan educación ambiental en espacios no convencionales


¿Recuerdas haber visto la cara de tus hijos cuando por primera vez fueron al Zoológico?  Ese animal salvaje que solo veìa en televisión cobró vida y extasiado se deleitaba con cada detalle. Durante la infancia de mi hija, por ejemplo, visitar lugares con animales ha sido su pasión y siempre han estado entre sus lugares favoritos. Tenía escasos 2 años cuando empezó a ir al la Fundaciòn Botánica y Zoológica de Barranquilla, cada ocasión era una aventura armada de binoculares, agua, mapa, historias durante los recorridos y senderos. Cuando empezó a aprender a leer, las fichas técnicas eran las paradas de los recorridos, a esa información se sumaba la de la televisión y la de internet, sembrando en su ser una actitud y conciencia hacia el medio ambiente. 


La proximidad y experiencia directa son relevantes para el aprendizaje, definitivamente, sobre todo si tiene que ver con todo lo que hay en el mundo natural. ¿Cómo llegar a respetar y cuidar algo que no conoces o con lo que no convives?​ Esa es una de las razones más valiosas para la existencia de espacios que nos recuerdan a los que vivimos en ciudad que existe una riqueza animal y vegetal de la que depende la vida del planeta.


Entre el 7 y 9 de marzo de 2017 se realizará en Barranquilla el  XIV Encuentro de Educadores Ambientales ‘Evaluando en espacios educativos no convencionales’. organizado por  ​la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, la Asociación Colombiana de Parques Zoológicos, Acuarios y Afines (ACOPAZOA) y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt, en las instalaciones de Combarranquilla Unidad Country.

Es interesante que estas organizaciones se den cita para revisar los procesos de evaluación educativa que se realizan en zoológicos, acuarios, parques temáticos, jardines botánicos, parques naturales, planetarios, centros interactivos de ciencia y tecnología, museos de historia natural, otras entidades museales, autoridades ambientales y organizaciones afines. "Comprender su rol en los espacios educativos no convencionales; reflexionar sobre los procesos de evaluación y conocer las tendencias en el campo y, finalmente, ofrecer metodologías que permitan promover y mejorar los procesos de evaluación", son garantía que cada vez que visitemos un acuario, un zoológico o parque natural vamos a encontrar un ambiente apropiado no solo para los habitantes de ese lugar, sino para que los visitantes siempre salgamos con muchas ganas de regresar para seguir aprendiendo.