jueves, 9 de febrero de 2017

En el Día del periodista: la calidad y la pasión por el oficio no pasan de moda


Cuando estudié comunicación social y periodismo en la Universidad Autònoma del Caribe, era aún la única facultad en la costa Caribe colombiana. Los que querían estudiar esa carrera en otra facultad debían trasladarse a vivir en Bogotá o fuera del país, no había otra opción. Los profesores que tuve fueron entre comunicadores de profesión y periodistas empíricos con una característica especial: actitud, pasión y compromiso. Para una actividad profesional que se está abriendo paso como ciencia, que pasaba en aquellos momentos, era importante que sus representantes reflejaran esas características. No sólo por el conocimiento en sí, sino para lograr convencer cuán valioso e importante es el proceso de comunicación y el periodismo para la construcción de ciudadanía, fortalecimiento de sociedad y salud de seres humanos.

La historia de los medios masivos de comunicación muestra que, como creación humana cuyo objetivo es estar en contacto con masas y tener mayor alcance con nuestros 5 sentidos, la novedad de los medios que emergen siempre ha representado un reto. La prensa sería desplazada con la aparición de la radio, la radio con la televisión, la televisión con el internet y ahora todos los anteriores con los medios sociales, más conocidos como redes sociales. La única certeza es que han permanecido y para bien de todos los mencionados han mutado y se han transformado en la realidad digital. La ciudadanía que antes recibía directamente el mensaje, ahora llega a través de terceros basados en la teoría de redes sociales humanas. Y frente a lo que antes identificamos como 'chiva' o primicia, aparecen las informaciones virales que con inmediatez nos obnubilan y ponen en aprietos a los más expertos.

Pero el periodismo hecho con calidad y pasión 'se huele' estos cambios y frena, piensa. Los procesos de comunicación en el periodismo son hechos humanos, el insumo de esta actividad es la información y sus protagonistas somos humanos. Entonces, a la pasión se antepone el criterio de la calidad, ¿Còmo leemos la información? ¿Cuánta información hay de los hechos? ¿Què alcance puede tener o còmo llegaría a trascender? ¿Cuánta responsabilidad tenemos con veedores de nuestra propia ciudad, de nuestra casa? Ese es el efecto diferenciador entre los que usan las redes sociales para comunicar e informar y los periodistas que con responsabilidad utilizan este nuevo entorno planteado por los avances tecnológicos a favor de la comunicación, la construcción de ciudadanía, el fortalecimiento de nuestra sociedad, nuestra casa, nuestra vida. 

En este 9 de febrero, Dìa del Periodista en Colombia, desde Panel Sin Fronteras extendemos nuestra felicitaciòn a todos aquellos que con profesionalismo se adaptan a las nuevas circunstancias de los procesos de comunicaciòn y exhortamos a los nuevos profesionales del periodismo a vivir el oficio con verdadera pasión y calidad. Esta fecha es homenaje a Manuel del Socorro Rodríguez,  bibliotecario y periodista neogranadino de origen cubano, quien hizo El Papel Periódico de la ciudad de Santafé de Bogotá -primer periódico en Colombia- y con sus publicaciones afirmó el compromiso de nuestra profesión con la historia de la sociedad.