lunes, 24 de abril de 2017

Lo que sucede cuando te arriesgas al Teletrabajo

Taller sobre Implementación del
Teletrabajo, Barranquilla (2017)
Lo que sucede cuando te arriesgas a teletrabajar es que descubres un mundo nuevo, con sus giros y reveses, pero definitivamente nuevo. En su compromiso de socializar y masificar esta nueva metodología de trabajo a distancia, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Colombia se ha dado a la tarea de realizar Jornadas de especiales para los gerentes de recursos humanos de empresas públicas y privadas en las principales ciudades del país.
La OIT define el teletrabajo como "Una forma de trabajo en la cual: a) el mismo se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y, b) la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación". En Colombia, la  Ley 1221 de 2008 lo especifica que es "Una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación -TIC- para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo". Para llegar a este concepto se dieron primero las circunstancias históricas y el antecedente más lejano surge en 1970 en Estados Unidos durante la crisis del petróleo como una forma de evitar desplazamiento de trabajadores, es decir era un gana-gana tanto para empleados como empleadores. Eso es algo que no se debe perder de vista.
La comunicación a distancia es cada vez
más frecuente y fácil de realizar.

Por eso, más allá de los temores de los empresarios y jefes de recursos humanos, testimonios que expresaron en un reciente taller al que asistimos en Barranquilla realizado por MinTic y el SENA, lo importante de esta modalidad ES que es una actividad laboral que se lleva a cabo fuera de la organización pero con los procesos centralizados, que la tecnología facilita la comunicación con plena confianza entre las partes sobre el cumplimiento de funciones y compromisos y que se está haciendo parte de la historia de un modelo organizacional diferente al tradicional que replantea las formas de comunicación interna y genera nuevos mecanismos de control y seguimiento a las tareas. La cultura organizacional no se fundamenta en tener a todos los miembros de la empresa en el mismo lugar, sino en que todos hablen y proyecten el mismo lenguaje corporativo. Ante esta nueva circunstancia laboral, es tarea de las oficinas de Talento Humano y Comunicación hacer seguimiento a la integración y transversalidad de los procesos organizacionales.
El bienestar de realizarse como profesional y
compartir con la familia tiempos de calidad en el
hogar es un aporte a la sociedad del futuro.

El 'teletrabajador' deber tener un perfil de profesional responsable con su agenda de compromisos, tiempos de entrega y responder a los principios y valores de la organización a toda prueba. El empleador (representado en el jefe de Talento Humano y jefe inmediato)  que pone en marcha el modelo de teletrabajo debe tener plena confianza en el profesionalismo de su trabajador, tener claros los compromisos de parte y parte con el teletrabajador , mantenerlo integrado con la dinámica de la organización online y presencial. Ser teletrabajador no es una profesión, es una forma de trabajar a distancia que se viene realizando desde que los seres humanos se empezaron a comunicar con mayor facilidad gracias a las nuevas tecnologías. Es más, diríamos que los empleados "de confianza y manejo" hicieron su primer aporte a este modelo.

El empleador se enfrenta a retos de control, productividad, costos, cultura organizacional, políticas y necesidad de recursos tecnológicos, que bien estructurados y manejados serán de mayor provecho para ambas partes. No hay nada como tener a un ser humano feliz con su bienestar personal y profesional, es semilla que cosecha fidelidad, compromiso y sentido de pertenencia. El 'teletrabajador' te habla con hechos cuando se enfrenta al reto de cumplir con ética y profesionalismo sin fronteras. 

Esta publicación me compromete a iniciar un proyecto personal para, en la práctica, compartir con ustedes lecciones aprendidas sobre teletrabajar y cuánto representa para el ser humano del futuro seguir moldeando este perfil laboral, para bien de las organizaciones y de los teletrabajadores, ya sean autónomos, suplementarios o móviles. Oh sí, porque también existe una clasificación, los autónomos son independientes o empleados que usan las TIC para trabajar; los suplementarios cumplen horarios en oficina en días previamente establecidos y otros fuera de ella, y los móviles usan los dispositivos móviles para el cumplimiento de sus funciones y tareas sin un lugar fijo. ¿Ya te ubicaste a cual perteneces?