lunes, 17 de diciembre de 2018

Ponte en sus zapatos, no en su lugar

Ponerse en los zapatos de otro es una reflexión apropiada para generar empatía por los sentimientos del prójimo. Esa capacidad que tiene una persona para comprender que las circunstancias no son iguales para todos y que aunque sean ajenas podemos ser solidarios y misericordiosos. La Biblia tiene muchos pasajes que nos hacen entender lo que estamos planteando. Mateo 15:32 dice: "Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.". Jesús observó y se puso en el lugar de quienes le seguían y conmovido se compadeció y les dió de comer. De la empatía pasó a la acción.

A diario notamos como el común de la gente olvida esta enseñanza. Se hace más evidente en lugares públicos cuando de forma indiferente se toma el lugar destinado a un prójimo es discapacitado. En Barranquilla, la  Fundación ItiaD inició desde el 3 de diciembre una campaña con el uso de unas tarjetas con la frase “Amiguito no seas despistado”,  en los principales centros comerciales dela ciudad. El propósito de esas tarjetas es recordarle a  aquellas personas que, intencionalmente o no, olvidan hacer buen uso de los lugares para personas con necesidades diferentes. La misión de ItiaD (Inteligencia, ternura y amora a Dios) "acompañar y apoyar a los padres de niños con lesión cerebral o con algún tipo de discapacidad, a enfrentar esta condición de sus hijos, emponderándolos en la búsqueda de nuevas alternativas y tratamientos para el adecuado desarrollo de sus hijos, creando así un mundo en donde los niños tengan igualdad de derechos y condiciones dentro de la sociedad".

En Colombia, el Ministerio de Salud reportó 1.342.222 de personas en condición de discapacidad en el país en el censo de 2017. Un número que invita a mejorar conductas y aplicarlas a los espacios de uso común. Más allá de la empatía, está también el respeto. Evitar las confrontaciones o las discusiones innecesarias, entendiendo que todos los seres humanos tenemos derecho a compartir el mismo lugar y es importante considerar a aquellos que tienen necesidades distintas. La Fundación ItiaD está invitando a hacer parte de esta campaña pedagógica y que tanto las personas como las empresas sean voceros de este mensaje de inclusión.