sábado, 1 de marzo de 2014

Huele a Carnaval en cada rincón del Atlántico

Galapa se hace sentir con Selva Africana y
sus artesanías
Hoy inician cuatro  días de jolgorio, fantasía, danzas, comparsas, disfraces, mezclados como ingredientes de esa cultura y tradición en la Puerta de oro de Colombia, Barranquilla y su carnaval. Me ha llamado la atención  que han sido varias las personas que con curiosidad preguntan si en  Tubará, Atlántico  también se realizan los carnavales.

Desde Barranquilla se ha extendido a sus  municipios esta manifestación cultural que hoy es parte de esa Obra Maestra del Patrimonio Oral e inmaterial de la humanidad; el arraigo carnavalero se transforma en la vivencia más auténtica de los Atlanticenses,  que atesoran y toman como suyo este espacio en que prácticamente Barranquilla se paraliza para exteriorizar su alegría, como muestra de su amor por el carnaval. Es así como han emergido silenciosos  y humildes, pincelados por la  imaginación y el fervor  que le colocan a lo que hacen, diversos eventos en los municipios para fortalecer esta fiesta tradicional y que en sus inicios se centralizaba en la capital del Atlántico, pero que hoy ha trascendido fronteras. Podemos entonces destacar al Reinado Intermunicipal de Santo Tomás,  Sirenato de la Cumbia en Puerto Colombia, el Reinado Intermunicipal del Folclor en  Galapa, Campo de la Cruz, con su Reinado del Sur y sus riberas. Encontramos otros más tradicionalistas que buscan exaltar los productos base de su sustento diario como el Reinado Intermunicipal del Millo en Juan de Acosta, El Reinado de la Yuca y el Totumo en Tubará  o el Reinado de la Palma Amarga en Piojó. En Santa Lucía, por ejemplo se ha gestado una de las danzas más reconocidas como es el Son de Negro.

Reinado de la Yuca y el Totumo en Tubará.
Toma de las calles, veladas de coronación, guachernas, batallas de flores, no tan suntuosas como las de Barranquilla, pero si llenas de la magia y la fantasía de esta fiesta que se constituye en el máximo orgullo de la Arenosa y  se replican en sus 22 municipios, para que nunca muera la tradición.

Las casetas o salones de carnaval, son el punto de encuentro bien sea de día o de noche para  los amantes de las carnestolendas que sin cansancio no paran de gozar desde hoy hasta el martes día en que muere Joselito.…¡¡¡porque quién lo vive es quien lo goza!!!!!

Isabel Vargas Lara
isabel.vargaslara@gmail.com