https://www.youtube.com/channel/UCC8U_Qo3XSnexIHpUNWv0IQ?view_as=subscriber

viernes, 15 de mayo de 2020

Competencias comunicativas para toda la vida

Hace 12 años cuando tuve a mi hija puse en práctica un método que mi madre usó conmigo cuando yo tenía un año de edad. Todos los de la familia se sorprendían porque yo sabía leer con tan solo un año y mi abuela decía que me iba a enfermar. 

La realidad fue que inicié la actividad con mi hija basada en los recuerdos de mi madre y con el único propósito de tener una conexión con ella porque el horario de oficina de 7 de la mañana a 9 de la noche y a veces más, sin consideración alguna de mi jefe, me robaba el momento de su crecimiento y crianza. Me hice consciente del tiempo y de la calidad del tiempo de madre porque cuando llegaba a casa lo más probable era encontrarla dormida, y dormida también al irme a la oficina. 

Decidimos correr los horarios, ajustarlos a la hora de la noche, para que yo pudiera compartir con ella. Siguiendo las instrucciones que me dio mi madre, de lo que ella recordaba del método y poniendo algo de lógica y amor, organice unas piezas en Power Point.

Todos los días cuando llegaba, colocaba las 4 diapositivas en el computador, con las palabras mamá y papá, en negro y rojo, usando fuente arial en tamaño 96, todas las letras en minúscula y su tilde. En una semana empezamos a ver los resultados.

Mi esposo durante el día hacía el refuerzo cuando ella estaba más feliz, que era después de comer. El realizaba la misma rutina y acompañaba el momento escuchando canciones infantiles tradicionales. Al finalizar primera semana reaccionó al ver la palabra mamá en el computador y a partir de ahí nada la detuvo. Era como comer su postre favorito cuando las reconocía por todos lados. A partir de ahí empezamos a alimentar con más palabras el documento aumentando semana a semana 1 palabra adicional a su vocabulario. 

Tiempo después me puse a investigar, en serio, a quién se le había ocurrido un método así y encontré que había sido al norteamericano Glenn Doman, quien lo diseñó para niños con discapacidad pero luego pudo darse cuenta que aplicado a niños menores de 3 años daba resultados extraordinarios. Constató que el método silábico no era precisamente el más apropiado, y que los bebés son capaces de reconocer letras y palabras si estas son lo suficientemente grandes, y son también capaces de leer antes de la etapa formal de escuela.

Según el médico norteamericano, los niños son capaces de leer palabras con tan solo un año, frases a los dos años, y libros cuando tienen tres. No solo aprenden sino que disfrutan de ello favoreciendo el desarrollo de su inteligencia.Y yo les puedo decir que sí, así es, por experiencia propia y viendo el crecimiento de mi hija.

Hoy cuando llega a sus 12 años y sus sueños de niña, cristalizados, han ido de la mano de sus competencias comunicativas, nuestro círculo cercano dice que será profesional de la comunicación como la madre. La verdad es que ni lo espero ni creo que suceda pero si ha marcado su actitud hacia el aprendizaje. 

  • Atención a todo lo nuevo que pueda descubrir.
  • Felicidad y disfrute del aprendizaje


Con atención y alegría, la disciplina por aprender se convierte en una constante. Los expertos hablan que cada persona tiene un ritmo de aprendizaje, que cada niño tiene sus propios intereses, que conforme adquieren el idioma se fortalecen sus emociones. De ahí la importancia de encontrar ese vínculo y esa conexión que los lleve de la mano en sus competencias lingüísticas que al final, también lo fortalecen como ser humano. 

Si hay algo que nos diferencia de las especies del planeta es la capacidad para darle nombre a las cosas y compartir lo que es de interés común a través de símbolos y signos. Así que lo fácil no debería ser difícil de adquirir. Solo se necesita decidir tiempo, amor y atención. No me arrepiento de las trasnochadas ni los llamados de atención de un jefe que nunca entendió que la prioridad, antes que el trabajo es la vida, esa que va hacia adelante y nunca regresa, solo queda grabada en videos y en las fotografías, pero que debemos procurar quede lo mejor grabada posible en la memoria. Son competencias comunicativas para toda la vida.

miércoles, 22 de abril de 2020

Rulfo y Macondo, mundos paralelos

Un momento del cuento en el Caribe colombiano | Revistas
Manuel Guillermo Ortega en Charla del CCCA
Con motivo del día del idioma, el Centro Cultural Colombo Americano ha programado una charla con el escritor y crítico literario Manuel  Guillermo Ortega, conocido como Guillermo Tedio, acerca de "Rulfo y Macondo: Comala y Macondo, mundos paralelos y arquetípicos". "La actividad cultural del Centro se mantiene en tiempo de cuarentena obligatoria haciendo uso de sus canales digitales de comunicación de la institución, en esta ocasión la charla será emitida el jueves 23 de abril a las 5:30 p.m.  a través de su cuenta oficial en Instagram @colomboamericano", expresó el director cultural Mario Zapata Yance.

Guillermo es profesor titular de la Universidad del Atlántico, en el pregrado de Literatura y Español y en la Maestría en Literatura Hispanoamericana y del Caribe. Ha ganado varios concursos nacionales e internacionales de cuento. Es licenciado en Filología e Idiomas. Estudió Derecho, con tesis sobre propiedad intelectual en Colombia. Es Magister en Literatura Hispanoamericana del Instituto Caro y Cuervo de Bogotá. Sus trabajos críticos han sido publicados en revistas y periódicos de Colombia y el extranjero e incluídos en distintas antologías. Relatos suyos han sido traducidos al francés, inglés e italiano. Ha publicado los libros de narrativa "La noche con ojos", También la oscuridad tiene su sombra" , "El amor brujo" y "Cuentos felinos"(colectivo).

jueves, 16 de abril de 2020

Educación desde casa en tiempos del Coronavirus


El contexto de la pandemia por el COVID-19 nos tiene en alerta permanente por cuidados y prevención de nuestra salud, por resultados del impacto de la enfermedad en nuestra localidad y nuestro país, por las medidas que las autoridades nos comparten todos los días. Sin embargo hay un estado de expectativa por los cambios que se quedarán definitivamente con nosotros y que hará de todas las generaciones actuales y venideras, ciudadanos digitales distintos.

En una ocasión escuché a una madre de familia hablando con la profesora de su hijo: Yo soy profesora universitaria, pero para que mi hijo mejore, necesito un profesor que le de refuerzos, ¿me recomienda a alguien?. No podía dar crédito a lo que dijo y me concentré en los grandes ojos de la profesora del colegio que la miró en un largo silencio. ¿Es posible sentirnos incapaces de guiar a nuestros propios hijos en su aprendizaje y crecimiento? Sí. Pero, es excusa entregar esa responsabilidad, toda, a veces demasiada, al colegio y sus profesores. Y ahora, luego del aislamiento social obligatorio, con la educación por plataformas virtuales y todas las herramientas digitales, qué viene para los padres, los estudiantes, los profesores y las instituciones educativas.

Vamos a comenzar pensando en los cambios culturales que experimentan HOY los estudiantes y los padres en casa. Desde antes del coronavirus existía una modalidad llamada homeschooling o educación en casa con características que aplican a nuestra actual rutina y vale la pena considerar. Con esa metodología los niños se acercan al conocimiento, comparten con su familia y exploran SUS intereses, sin la intermediación de la educación formal. Desde la experiencia HAY un aprendizaje significativo. Sin embargo el homeschooling no tiene fundamento en la virtualidad solo en la experiencia, el conocimiento y el aprendizaje tanto como en los lazos fuertes de la familia. ¿Cierto que vale la pena considerar sus características en nuestro mundo hoy?

En menos de un mes, el confinamiento nos puso de cara a un cambio de rutina total. Y si antes, la mayoría, despertábamos a las 4 am para estar todos desayunados y listos para salir a la escuela y la oficina a las 6 am, recoger los niños a la salida de clases en la tarde, estar pendientes que el profesor de refuerzo llegara o en el mejor de los casos, nuestros hijos completaran sus responsabilidades solos para revisar al regresar de la oficina en la tarde-noche, comer juntos y todos los días algo parecido. Resulta que ahora nadie sale ni a la escuela o la oficina. Ahora todo es desde un mismo lugar y conectados con las TIC ¿Qué pasará después?

Los horarios son tan importantes como el cumplimiento de los compromisos. Eso es una regla básica para atender en estos momentos en que todo lo establecido fue superado por la prioridad básica : la salud y la vida. Nos hemos dado cuenta que no todo tiene una solución específica para este nuevo escenario. Si bien, fuera del umbral de cada casa en el planeta, en este momento, hay quienes libran una batalla por la vida y la supervivencia; las familias en casa batallan contra cambios e incertidumbre frente al regreso de lo establecido. Eso incluye las relaciones familiares y a aquellos padres que pensaban que la única solución estaba en encontrar un buen profesor de refuerzo.

Como adultos nos corresponde, es nuestro deber, observar la conducta y el crecimiento de nuestros hijos de forma minuciosa. Esta premisa que siguen los profesores guía en la pedagogía Montessori resulta también apropiada en este desafío de estudio a distancia, en casa y por plataformas virtuales. María Montessori decía: “No es necesario decir que antes de prepararse para este trabajo, el floricultor debe asegurarse de que tiene un entendimiento completo de la naturaleza y requerimientos de las plantas. particularmente, debe poseer un amplio conocimiento de las leyes de desarrollo, observar directamente sus manifestaciones y estudiarlas metódicamente; solo este estudio puede ser una AYUDA PARA LA VIDA." Es precisamente la comprensión y valor de la vida lo que hoy prevalece sobre el conocimiento, pero el mundo continúa y es necesario seguir con los hábitos de estudio y aprendizaje desde el hogar, al lado de todos los miembros de la familia.

Ante la complejidad de la emergencia por el coronavirus hoy, que en palabras de Edgar Morin es definida como: “la confusión de las apariencias, pero el mundo real detrás de las apariencias, es un mundo con leyes muy claras”, nos vemos en la necesidad y compromiso de hacer uso de la capacidad que todos los seres humanos de conectar las múltiples realidades para hacerlas comprensibles para todos. Esa estrategia de pensamiento que logremos, siendo reflexivos y analíticos, nos va a llevar a relacionar todos los cambios del contexto desordenado y confuso que tenemos que manejar:  para sacar lo mejor de nosotros y para la formación y aprendizaje desde casa.

Es muy posible que en algún momento de estos días que han transcurrido en cuarentena nos hayamos dado cuenta de cuán alejados estábamos de nosotros mismos, de nuestro centro y de nuestro ser. Nos hemos acostumbrado a que la sensación de éxito proviene de estar muy ocupado, pero el ir hacia dentro, el estar bien contigo mismo es donde se encuentra el éxito verdadero; la paz, armonía y felicidad que te da estar cerca de ti y quienes amas.

Hay 3 lecciones que se van a quedar con nosotros, más allá de todas las habilidades tecnológicas y virtuales: 

La tecnología es una herramienta para crecer en conocimiento.  Ahora el tiempo de traslado y movilización fuera de casa puede ser mejor invertido, antes que alargar las horas de entretenimiento frente al televisor, la tableta o videojuego. Existen cursos rápidos y certificados, que hoy son gratuitos. Hoy no sabes cuán beneficioso será el aprendizaje de nuevas cosas para cuando todo esto haya pasado.

Los hábitos más que los horarios. Los hábitos sanos de limpieza, orden y estudio te forman. La flexibilidad del horario que tenemos hoy te hará ponerle más atención a la experiencia del aprendizaje que al conocimiento en sí. Hoy necesitamos estar motivados.

Prioridad al cumplimiento y entrega de tareas, a conciencia. Vamos a crecer en valores, porque el aprendizaje es responsabilidad propia. Se pierde el sentido del engaño y el corta y pega. ¿Quién pierde? ¿Quién gana? Ahora el estudio depende únicamente de ti. Y si hay algo que no se entiende porque PARECE complejo, toca buscar la salida para salir adelante. La excusa no será porque no hay profesor de refuerzo.

miércoles, 25 de marzo de 2020

En tiempos de cuarentena por COVID-19, cuida tu casa


Nos llega información todos los días por todas las vías. Los profesionales de la comunicación nos preocupamos por verificar la veracidad de ellas o las tomamos como insumo para compartir, pero eso no sucede con el ciudadano común y, en este instante, necesitamos hacerlo un hábito verficar, filtrar la información que realmente nos hace bien. Después de 10 años de bloguear, decidimos regresar a nuestro origen radial realizando nuevamente emisiones de Panel Sin Fronteras, o podcast como le llamamos ahora. En esta primera ocasión la dedicamos a una serie de orientaciones que la periodista Patricia Castro, residente en Beijing, comparte para que América Latina aprenda de la experiencia de China para controlar la propagación del virus que causa la gripe y neumonía COVID-19 y adopte las medidas sanitarias que funcionaron para ellos, teniendo en cuenta la realidad de cada país. ¡No dejes de escuchar!


domingo, 8 de marzo de 2020

El liderazgo de la mujer y el emprendimiento

Para liderar y emprender se necesita estar dispuestas a cambiar estereotipos. Es posible que al principio te digan que eso no se puede o que has enloquecido, pero la realidad es que si te organizas, armas un plan con objetivos medibles y reales, un calendario de metas, y tienes claro a dónde quieres llegar, tarde o temprano estarás donde te propones.

No es fácil para la mujer, es la realidad, porque la sociedad nos ha impuesto roles que hemos recibido con resignación a llevarlos solas, sin ayuda de la pareja, resolvemos poniendo la carga en otra mujer que está en las mismas que nosotras. Batallando por el día a día. Por eso es tan importante que la pareja entienda que en la casa no ayuda ni colabora, sino que es tan responsable de las tareas de hogar y crianza como nosotras. Nos empoderamos un poco y pasa con ellos también, y como todo es un ciclo, terminamos enseñando con el ejemplo a los hijos una forma de vida más saludable. Pero, bueno, no todas tenemos este contexto ni las mismas experiencias y nos corresponde resolver con lo que contamos. En este orden de ideas les comparto cómo se puede construir un camino de liderazgo y emprendimiento desde lo más sencillo:
  • Identifica tus pasiones, aquello que realizas con excelencia y sabes que tienes  talento. Una forma de saberlo es cuánto te elogian los demás sobre tus resultados.
  • Analiza los ambientes donde puedes socializar con efectividad y proyección eso que es es tu pasión.
  • Haz un listado de logros a donde has llegado haciendo eso que te apasiona y qué sería necesario aprender para actualizarte.
  • Con verbos y adjetivos redacta frases que describan el servicio o el proyecto con el que te has identificado
  • Si es necesario revisa tu hoja de vida y dale un enfoque actual, mira cómo lo hacen otros u otras.


El primer paso no necesariamente está unido a la cantidad de ingresos que queremos tener, sino a esa idea o fuerza que no dejará que nos rindamos. Puedo tener un emprendimiento de venta de postres, pero si no encaja con los 5 pasos anteriores, es posible que al menor obstáculos desistas. Esa idea es tangible, pero si es un servicio que marca la diferencia y no tiene antecedentes, convencer y cautivar clientes será todavía más complejo. Como todo, hay valores que te harán marcar la diferencia entre quienes representan competencia: calidad, puntualidad y honestidad. 

Existen, además, características que desarrollamos con mucha sabiduría y efectividad, las mujeres. Si son madres de familia, cabeza de hogar o profesionales con responsabilidades de oficina en una empresa, lo más probable es que tengamos las siguientes capacidades que todo liderazgo y emprendimiento necesita:

  • Sabemos asumir riesgos sin temor a los cambios, analizando que el contexto beneficie a todos. 
  • Somos conscientes de lo que implica el esfuerzo y el sacrificio, en especial después de tener hijos.
  • Conocemos en detalle el desarrollo y estimulación de la comunicación y la oratoria.
  • Estamos comprometidas con la gestión efectiva de los recursos de una organización
  • Somos unas convencidas que la organización y planificación reduce la incertidumbre, trabajo por objetivos y tiempos de entrega.
  • Estamos entrenadas en perseverancia y  convicción. 


La calidad y la excelencia de un emprendimiento no los recibimos solo de los títulos profesionales, también los recibimos de la vida. De la misma forma nos proyectamos ante las empresas, potenciales clientes o fans de nuestro quehacer diario. El valor o remuneración corresponde a tu talento y tus competencias, son y serán mayor atractivo para hacer la diferencia.

Cuando escribo estas líneas, pienso más en lo que conmemoramos que en lo que celebramos cada 8 de marzo. No celebramos ser mujeres, conmemoramos un suceso de hace más de 100 años, cuando tras una manifestación murieron 123 trabajadoras de la fábrica de Triangle Shirtwaist en Nueva York, quienes se atrevieron a alzar su voz en una manifestación que pedía menos horas de trabajo, mejores salarios y derecho a votar. El mejor homenaje a esas mujeres que dieron su vida por un trato digno y un cambio merecido a las mujeres trabajadoras, es descubrir nuestro propio liderazgo y emprendimiento con ese mismo valor con que ellas se atrevieron a marcar la diferencia hace más de un siglo. Comenzamos por el derecho a la formación profesional, el derecho al voto y ocupar cargos públicos, pero hoy seguimos en el empoderamiento que solo nos da el emprender y el liderar desde donde estamos. 

El trabajo no sólo lo encontramos en un empleo, está en nuestra vocación bien administrada, con la oportunidad de desarrollar habilidades directivas, gestionar nuestro tiempo, dinamizar nuestras redes de contacto, poner a funcionar nuestra inteligencia emocional y social, descubrir el valor de la cogestión y la negociación.

(Texto de la autoría de Aida Hernández Rúa, publicado en la revista Kayrós, Arquidiócesis de Barranquilla)