lunes, 22 de abril de 2019

¿Qué hacemos para cuidar el planeta tierra?

Cada vez que llega el 22 de abril, todos pensamos, Día de la Tierra. Pero cada año es más necesario dejar de pensar y empezar a actuar. El primer paso fue hacer conciencia con avisos recordatorios, campañas de comunicación y luego asumirlo como campañas estratégicas. El paso del tiempo y los fenómenos atmosféricos que han cambiado de rutina y fechas, cada vez más frecuentes y más crudos, nos hacen pensar que la preocupación que subió de la ciudadanía a las máximas autoridades y organismos internacionales, ahora vuelve a las manos de nosotros.

Hace unos dos años, jugando a emprender con mi hija, me preguntó: "Qué negocio vas a montar?" Le dije que un almacén, para responder rápido. Y ella me cuestionó de inmediato: Es en serio?. Le devolví la pregunta: Qué negocio vas a montar tu? y me respondió: "Voy a invertir en una organización que salve el planeta". Quedé algo desconcertada porque a mi modo de ver, eso no es un negocio y se lo dije. "Madre, no te das cuenta que uno tiene que emprender negocios que sean de beneficio para todos". Posiblemente seguí el juego y la subestimé al punto que hoy me pregunto yo: ¿Por qué no es negocio invertir en el planeta para cuidarlo? finalmente es de beneficio para todos.

Gabriela con Martín Tapias y Matías Caballero,
voluntarios de Proyecto Acuática
Esa escena hoy se ha cristalizado en algo que todavía no veo como negocio, pero sí como una gran inversión a futuro para ella, su conocimiento y el del planeta que los adultos estamos dejando a las nuevas generaciones. Me refiero a Proyecto Acuática, una iniciativa de educación, investigación y comunicación sobre el cuidado del ecosistema acuático en el planeta tierra, liderado por Gabriela Casuso, con apenas 10 años de edad. Y es que mundialmente es una constante en los últimos años que sean niños los que lideren ese discurso y esa preocupación.

Desde 2018, cuando Greta Thunberg, la joven sueca de 16 años que presentó un discurso en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático, COP24, en Polonia, supe que la iniciativa de Gabriela en aquel juego y la que tiene hoy en Proyecto Acuática tenía más sentido que nunca. Es que Greta desde Suecia alzó la voz que hoy se escucha en sus discursos en Roma, Londres y en todo el mundo, una voz que nos hace reflexionar como planeta, no como ciudadanos de un país. Cobra sentido la definición de las nuevas generaciones como "Ciudadanos del mundo". Claro, ellos no se preocupan por su país, por su ciudad. Ven la vida y su mundo como un todo y ese todo está afectado por los intereses individuales y egoístas a los que nos hemos acostumbrado históricamente. Quién tiene la mejor idea para tener más, vender más, ser más. Por eso, quizá cuando le dicen a uno juguemos a emprender, lo más rápido es pensar en comercio, cuando la realidad que emprender un negocio es tener una iniciativa en la que se vean beneficiados todos sus públicos sin límites de fronteras.

Nos toca asumir que nos hemos equivocado, que tenemos una gran cantidad de hábitos errados que afectan el medio ambiente, que tenemos que escuchar a los más jóvenes y no hacernos los indiferentes como si nada fuera a pasar, en especial si nos interesan los hijos que tenemos y los nietos. Todas las acciones suman y creo que aplica la "parábola del colibrí" y todos debemos cumplir con la parte que nos toca. Hay varios que hacemos por ahorrar dinero y en realidad lo que hacemos es contribuir con la inversión en un planeta más saludable:
1. Usar bombillos de bajo consumo y aprovechar la luz natural
2. Hacer uso eficiente del agua en casa., no derrocharla.
3. Las bolsas reutilizables para ir de compras, son importantes. Se reduce el uso del plástico.
4. Separar la basura. Dejar atrás la prisa que solo trae cansancio. Dispones de varios recipientes para separar los desechos.
5. Cultivar tus alimentos, iniciar una huerta en casa. Yo tengo mi #CasusoGarden, que además de dejarme lecciones diarias de vida, me han conectado con el concepto de naturaleza en casa, en el hogar.
6. Reutilizar las botellas plásticas.
Con esto esperamos que no solo celebres el hermoso planeta que tenemos y lo pienses, sino que seas consciente que tu acción es necesaria.

lunes, 17 de diciembre de 2018

Ponte en sus zapatos, no en su lugar

Ponerse en los zapatos de otro es una reflexión apropiada para generar empatía por los sentimientos del prójimo. Esa capacidad que tiene una persona para comprender que las circunstancias no son iguales para todos y que aunque sean ajenas podemos ser solidarios y misericordiosos. La Biblia tiene muchos pasajes que nos hacen entender lo que estamos planteando. Mateo 15:32 dice: "Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.". Jesús observó y se puso en el lugar de quienes le seguían y conmovido se compadeció y les dió de comer. De la empatía pasó a la acción.

A diario notamos como el común de la gente olvida esta enseñanza. Se hace más evidente en lugares públicos cuando de forma indiferente se toma el lugar destinado a un prójimo es discapacitado. En Barranquilla, la  Fundación ItiaD inició desde el 3 de diciembre una campaña con el uso de unas tarjetas con la frase “Amiguito no seas despistado”,  en los principales centros comerciales dela ciudad. El propósito de esas tarjetas es recordarle a  aquellas personas que, intencionalmente o no, olvidan hacer buen uso de los lugares para personas con necesidades diferentes. La misión de ItiaD (Inteligencia, ternura y amora a Dios) "acompañar y apoyar a los padres de niños con lesión cerebral o con algún tipo de discapacidad, a enfrentar esta condición de sus hijos, emponderándolos en la búsqueda de nuevas alternativas y tratamientos para el adecuado desarrollo de sus hijos, creando así un mundo en donde los niños tengan igualdad de derechos y condiciones dentro de la sociedad".

En Colombia, el Ministerio de Salud reportó 1.342.222 de personas en condición de discapacidad en el país en el censo de 2017. Un número que invita a mejorar conductas y aplicarlas a los espacios de uso común. Más allá de la empatía, está también el respeto. Evitar las confrontaciones o las discusiones innecesarias, entendiendo que todos los seres humanos tenemos derecho a compartir el mismo lugar y es importante considerar a aquellos que tienen necesidades distintas. La Fundación ItiaD está invitando a hacer parte de esta campaña pedagógica y que tanto las personas como las empresas sean voceros de este mensaje de inclusión. 

lunes, 10 de diciembre de 2018

En los 100 años de Esthercita Forero: La mujer que conocí

En Barranquilla todos sentimos a Esthercita Forero muy nuestra, como de la familia, al menos la generación que pudo conocerla en vida. Las generaciones siguientes la relacionarán, tal vez, con la Vieja Barranquilla, la nostalgia, la de los padres y abuelos. Sin embargo, en aras que su memoria se conserve como un personaje de la familia barranquillera, contaremos en esta publicación lo que compartimos con ella y la semilla de amor que nos dejó.

En el Colegio Americano


La recordamos en nuestra vida escolar aquellos que estudiamos en el Colegio Americano de Barranquilla porque cada 7 de abril, era la invitada central para el acto cívico, por ejemplo. El colegio nació en una casa de bahareque y techo de paja, así la dibujábamos en las carteleras, en el Barrio Abajo, un sector tradicional de la ciudad y donde Esthercita pasó su infancia. Era un orgullo verla llegar y escuchar la dulzura de su voz y sus cuentos recordando sus canciones o sus anécdotas, pero bastaba con verla saludar alzando su mano a todos, desde los micrófonos.

Show de Esthercita y Venga Con Nosotros

Julio Hernández y Esthercita Forero en
los estudios de Emisora Atlántico
También tuvimos el privilegio de escucharle historias cada semana, cuando realizaba el "Show de Esthercita" por La Voz de la Patria y luego en "Venga Con Nosotros" por Emisora Atlántico. En particular, mientras acompañaba a mi padre, Julio Adán Hernández, quien junto a Félix Chacuto hacían una conversación amena de una hora con los oyentes. No me llamaba la atención la radio ni la locución, pero tarea si tenía, debía contestar las llamadas, llevar un registro de los oyentes y descubrir a los que cambiaban de voz o nombre para poder pasar al aire para conversar con ella o volver a participar en los concursos de sus patrocinadores. Al finalizar cada emisión, salíamos los 4 a buscar una venta de fritos de esquina, en especial una que no tuviera muchos clientes. Chacuto le decía que ella tenía "buena espalda" y con su llegada se premiaba la venta. Creo que duraba más ese programa después del que realizaba en las ondas hertzianas, el de la radio. Cuando la veían llegar, corría la información y al momento, el punto se llenaba de seguidores que de paso hacían la compra. A todos los enamoraba con su especial forma de saludar: "Hola Lindo!!" , "Hola Linda!!"

Lecciones con Esthercita


Pero así como era de generosa en su cariño, también era exigente y procuraba enseñar a quienes le rodeaban el valor de la excelencia. Ella acostumbraba a acompañar a mi padre a sus eventos, tanto como el lo hacía con ella, así era su amistad que se volvió fuerte porque el es padrino de una de sus nietas, Iris. Esa cercanía hizo que me viera crecer en edad y en mi carrera. Nunca podré olvidar cuando me corrigió por hablar tan bajo, sin fuerza y casi con miedo, frente a micrófonos en el Primer Encuentro de Periodismo Escolar. Es que yo era así, tímida e insegura. Pero ella me dijo que tenía buena voz, voz para locución, que le pusiera fuerza, ganas y nadie notaría mi miedo. Me costó superarlo, pero lo logré con el tiempo. Siempre recordé bien sus recomendaciones, en especial cada vez que debía ser maestra de ceremonias. Como también recordaré cómo se crecía en escenario a pesar de sus dolencias en la rodilla. ¿Cómo está Esthercita?, le preguntaba mi papá. "Aquí profe, esta la rodilla que me duele", con una voz que manifestaba también la dolencia. Pero se encendía el bombillo rojo Al Aire y como en un clic su tono quejumbroso desaparecía y era una campanita de alegría. Era increíble! Ella vivía para sus seguidores y sus oyentes. Lo mismo pasaba si era en escenario. La recogíamos y en el camino, hablaba de su rodilla y malestar, pero subía a la tarima y parecía un sol brillando con su sonrisa y brazos extendidos con la elegancia de la artista. ¿Dolor? ¿Cuál dolor? Quieres mayor lección de compromiso, responsabilidad, servicio?

Esthercita en Guacherna

Escuchaba sus preocupaciones, sus análisis, su angustia, sus incomodidades. La idea de la Guacherna jamás se cristalizó como ella quiso, con el tiempo lo fue aceptando. Se volvió el fenómeno comercial nocturno, previo a los 4 días de Carnaval, sumado al reconocimiento de la canción. Pero por qué no fue como ella lo soñó? porque han pesado siempre más el interés de mostrarse como empresas, de estar presentes en ese desfile, de formar la guachafita (que no es guacherna) y , en mi opinión muy personal, porque no han "silabeado" la composición de la Guacherna y tampoco hubo un acercamiento real al pensamiento de ella como creadora. Sin embargo es válido todo lo que se ha luchado por años para conservar el desfile con campañas de comportamiento ciudadano y esfuerzos por controlar lo que siempre parece salirse de control. En fin, nada evitará que en La Guacherna, ella siempre sea la reina. Con la composición inmortalizó su deseo que analizo y comparto en los paréntesis: 
Faroles de luceros girando entre la noche (Con el tiempo esto se ha vuelto una constante y se ha avanzado) 
la brisa es un derroche de sones cumbiamberos (La naturaleza sabe cuándo es Guacherna y la brisa jamás ha estado ausente, lo confirman los que disfrutan el desfile)
locura de colores las calles de curramba  (Esto siempre está presente)
 
tambores de parranda ahí viene la guacherna (Aquí es donde se desdibuja todo, la guacherna es música de tambores en vivo, cero amplificadores, ni orquestas, ni trailers, eso no es. Pero los grupos de danza son tan grandes que solucionan con la tecnología para aumentar el sonido, y el desfile soñado es que el sonido de la música  sea el eco de los tambores y el canal de los instrumentos de viento, la brisa. Idealista, tal vez, pero ese es el concepto desde su inicio. Ella vio eso posible en las Congas de Cuba, no se explicaba por qué aquí encontraban otro tipo de solución). 
Ahí viene la guacherna tremenda pa gozar
Ahí viene la guacherna me envuelve en su compás
la reina de los barrios, la reina del carnaval
con danzas y mochilas y "abarca e tre puntá"

Esthercita, primera mujer colombiana en la música popular costeña

En su época no era apropiado ni común que una mujer sobresaliera en la música y menos en la música popular. "Esthercita Forero es la única y solitaria figura femenina que ocupa un lugar, de igual a igual, en la pléyade de los mayores compositores de música popular olombiana, al lado de Rafael Escalona, Jorge Villamil, José Barros, Lucho Bermúdez, José A. Morales, Adolfo Pacheco y Rafael Campo Miranda, entre otros", dice Joaquín Mattos

Cuando ella empezó su carrera artística en 1949 aún las mujeres no tenían derecho a votar en Colombia. Y encima, Colombia fue uno de los últimos países de América en concederle derechos políticos a las mujeres. Así entendemos las limitaciones para visibilizar la acción de una mujer. Con esto podemos concluir qué tan convincente fue su talento y carisma para alcanzar la cumbre a nivel internacional y local, porque no la tenía fácil, por ser mujer. Además, su elección de la música folclórica costeña tampoco era fácil siendo mujer, primero porque los representantes eran hombres y  las mujeres que la cantaban, por prejuicios, no eran bien vistas. Las mujeres que han marcado diferencia nunca les ha sido sencillo, pero su misión la llevan con dignidad en todo momento. Así también fue Esthercita Forero.

Esthercita en diciembre

Diciembre era nostálgico para Esthercita. Su cumpleaños, sus recuerdos, hay una canción de ella donde lo detalla todo, Barranquilla en diciembre.
Tan nostálgico que hizo costumbre pasar las 12 de la noche del 31 de diciembre en nuestra casa en El Silencio. Ella era una más en la cuadra y eso le agradaba. Sí, le encantaba ser la artista en el escenario tanto como la vecina y amiga anónima en cualquier barrio de Barranquilla.  Cuando llegaba se sentaba en la puerta a conversar con quien pasaba, la acompañábamos con sus nietas Iris y Teresita. Antes de ser año nuevo nos encerrábamos a hacer una oración, comíamos uvas y brindábamos. Era feliz! Cómo también lo era cuando ibamos a la finca El Latal, cerca de Puerto Velero, a amanecer viendo las estrellas acostados en literas, a pesar de los mosquitos. Le encantaba desconexión del mundo y su conexión con el universo celeste.

Esa es la Esthercita que conocí, amiga de mi familia, "amiga de sus amigos". La mujer que hizo una raya en el firmamento de la música colombiana e hispana con sus composiciones y su voz, la mujer que hizo de la radio barranquillera una terraza para conversaciones agradables, la mujer que le dio a Barranquilla por siempre una lección musical sobre civismo para que jamás dejen de amar a su ciudad. 

viernes, 23 de noviembre de 2018

Aida Bossa es la voz de ¡La gente del Pueblo!

Aida Bossa
Aida Bossa es una artista colombiana, muy auténtica y orgullosa de sus raíces caribeñas y colombianas. Sus redes sociales son entretenidas y divertidas. Su señora madre, Belén y su tía son otro manjar de cuentos, chistes y ocurrencias. Su talento para la música y la actuación, como su apego a las tradiciones son su característica más sobresaliente. Sin embargo, el alcance de sus obras y acciones han tenido un alcance moderado si se compara con la viralidad y alcance en redes sociales de su mensaje #LaGenteDelPueblo. Sus seguidores han podido notar que de la molestia con sus primos por compartir un video desde las compuertas del Canal del Dique, pasó a la celebración de las ocurrencias de la gente y ahorita ha tomado medidas sobre la autoría del video original con la avalancha de creatividad que ha suscitado su mensaje alegre, original, improvisado, gracioso y emotivo. Son precisamente esos 5 aspectos los que han provocado el impacto de su video en redes sociales.

La palabra "viralidad" no es reconocida por la Real Academia de la Lengua. Se encuentra "viral" definido como un adjetivo usado para asociar a los virus, frecuentemente empleado en biología para mencionar organismos y en informática para hablar de software dañino. La fundación Fundéu BBVA de la Agencia Efe y BBVA, asesorada por la RAE, en su propósito de colaborar para usar bien el español en los medios de comunicación nos abre el camino aclarando que: "La palabra viral es válida como sustantivo con el significado de ‘mensaje, idea o contenido que se transmite de forma exponencial a través de las redes sociales mediante constantes reenvíos entre los usuarios de internet’.  Son también válidos, por estar bien formados, el verbo viralizar (‘convertir en viral’) y su correspondiente sustantivo viralización (‘acción y efecto de viralizar’)." En este sentido "viralidad" es un modo de transmitir el mensaje. Tenemos casi la seguridad que Aida Bossa no tenía ni la más mínima intención de hacer uso de su mensaje con esta característica de transmisión y que su alcance no llegaría más allá de arrancarle una carcajada o sonrisa al grupo familiar en whatsapp. Pero, ¿qué fue lo que pasó? ¿Cómo se llegó a esto que nadie detiene y siguen compartiendo? Hagamos un pequeño análisis de la situación y las emociones.

Aquí estamos desde Las Compuertas!

Comencemos por el lugar desde donde se realiza la grabación. 

Si hay algo conectado emocionalmente con el ser humano es el contexto que rodea su crecimiento, se disparan en los 5 sentidos los recuerdos positivos o negativos que guardamos en la memoria y se despierta la motivación de compartir, así lo explican  Jonah Berger, Katherine L. Milkman (2012)  en What Makes Viral a Content, por ejemplo. Estar en las Compuertas del Canal del Dique es sentir la vida de las poblaciones favorecidas con el mayor afluente de Colombia, el Río Magdalena gracias a la conexión de ciénagas en su desembocadura. Inevitablemente ese ambiente del río, las canoas, los buses intermunicipales y la forma de interactuar en esta región están unidos a anécdotas, libros, novelas, cuentos, canciones y tantas otras cosas de la gente del pueblo . El lugar fue el primer clic con las emociones.

Miren vean, la gente del pueblo!

Sigamos con los protagonistas


En un paneo con la cámara del celular, se ven los espectadores de la grabación atentos a lo que Aida graba y cuando ella los menciona, todos se animan y conectan correspondiendo con el saludo. Esa forma espontánea de hacer algarabía y salir en cámara que permanece en el imaginario con la gente del pueblo. No son conocidos, ni amigos, pero son la gente del pueblo y todos responden con alegría. Las personas fueron el siguiente clic.

Uejeee!

Sonido onomatopéyico para saludar

Recuerdo bien que cuando iba a la finca El Latal, vía al mar, la gente que pasaba en burro cerca a la casa, no llegaban pero saludaban algo así: uejeee! Recuerdo también mi pregunta que por qué gritaban así. "Es una forma de saludar en la distancia, decía mi abuelo, así también se hace cuando uno llama a una vaca, tienes que decirle el nombre con el sonido que ella hace". Eso es un saludo onomatopéyico, podría decirse. En juego, respondíamos al saludo y era como sentirnos del lugar. Al final del video de Aida se suman dos expresiones que son graciosas por la reacción y que no tienen otra explicación que esa, una reacción a la situación de un beso espontáneo, demasiado cerca de la boca, y efusivo.

Aida Bossa , la voz de ¡La gente del Pueblo! 

Chateando por Instagram nos anunció su
nueva canción, que no dudamos será el
sentir de La Gente del Pueblo!
Luego de casi un mes de emitido el video original, sigue dando que hablar y sigue siendo motivo de inspiración. Los memes, los remix, los gif en whatsapp, los retos o Challenge en redes sociales y finalmente el impacto en los medios de comunicación registrando el suceso. Es imposible calcular el ciclo de vida que tendrá #LaGenteDelPueblo por la forma como se ha difundido y mutado, lo cierto es que trascendió. La autora puede estar preocupada por los detalles de autoría, pero la realidad es que nadie puede negar que el impacto ha sido totalmente positivo para girar la mirada a La Gente del Pueblo, esas personas que nos conectan con los que somos como país, como región, con la geografía de nuestro Caribe colombiano, con la expresión que no se comparte en redes porque esa vida no está ahí y no hay espacio para ello.

El número de likes, retweets, compartir y seguidores que se han alcanzado en total nadie lo puede calcular. La verdad para Aida Bossa es que luego de su trabajo discográfico, bien logrado, Corazón Negro, no está lejos de #LaGenteDelPueblo. Precisamente por eso, porque los instrumentos, los sonidos y su voz representan esa melodía que necesitamos escuchar con más frecuencia para estar cerca de nuestras raíces: Asiná Jué, kombilesa Mí.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Llegan las vacaciones escolares y ... ¿qué hago con mis hijos?

"Mi proyecto se trata que los niños cuiden el ecosistema acuático y está dirigido a todo el mundo. Voy a promover con campañas la protección, clubes de conocimiento de los peces y difundir con actividades en redes sociales y blogs. La idea nace porque estaba haciendo una presentación en powerpoint sobre biología marina y empezamos a soñar lo que es hoy Proyecto Acuática". 

Gabriela Casuso Hernández, 10 años de edad


Desde antes de las vacaciones escolares empieza a ser una preocupación qué hacemos con nuestros hijos hasta que llegan las fiestas navideñas y entonces todos coincidimos en tiempos libres. Qué pueden hacer para recrearse, entretenerse o aprender algo nuevo en ese lapso de tiempo. Mientras están pequeños es más cómodo para el adulto acomodar horarios o resolver, pero cuando crecen y tienen un interés en específico  se vuelve complejo el asunto. Eso sin contar lo que implica al presupuesto. Tengo una amiga que tiene a su hijo en actividades de robótica y su equipo ha obtenido buenos resultados nacionales e internacionales, pero entonces no solo es el curso, los materiales, también el transporte para las actividades de rutina, también para las salidas fuera de la cuidad y todos los gastos que eso implica. Eso es solo un ejemplo. Igual  pasa con aquellos que tienen hijas dedicadas a la danza o actividades deportivas. Al final, nuestro propósito real como padres y madres es que se desarrollen en un talento o vocación en esos tiempos libres o vacaciones.

En mi caso, más bien preocupada por canalizar un tema apasionante para  mi hija desde hace un año, le propuse que organizara su propio proyecto. Comenzó con la idea de saber a qué se dedicaba un biológo marino luego de ver documentales juntas, después la atracción por los delfines y los tiburones y leyendas sobre estos animales, casi como trabajo impuesto por ella misma todas las noches realizaba presentaciones en powerpoint de lo que iba leyendo sobre una y otra especie marina. Era su primer pensamiento en el día y antes de acostarse. Entonces decidí convertirme en su asesora, su acompañante, para que ella misma organizara sus expectativas y le diera un propósito. Me preguntaron en un programa de radio que de dónde nació la inquietud por los tiburones. No estoy segura, pero creo que su primer acercamiento a los animales fueron sus primeras mascotas, dos pecesitos naranja que bautizó como Valentina y Yuz. Eso fue una tarea del colegio para desarrollar el valor de la responsabilidad y cuidado por el otro. Fíjense hasta donde llega una sencilla actividad escolar.

Las películas, los documentales y los libros son inspiración. Desde el hogar podemos acompañar la vocación de nuestros hijos con el solo hecho de compartir un momento, una reflexión o hábitos. Como madre doy fe que enseñamos con el ejemplo. Aquella actividad que es una constante y se convierte en motivo de unión familiar casi siempre es una invitación a descubrir vocación o a  iniciar nuevos proyectos. Les comparto mi experiencia porque creo que de esa forma los lectores verán un reflejo o encuentrarán una respuesta. Mi hija ha desarrollado sus habilidades para expresarse de forma escrita y oral porque las nuevas tecnologías y la interacción virtual son parte de nuestra actividad laboral diaria como blogueros, gestores de contenido para redes sociales, marca personal y monitoreo de medios de comunicación. Esa es la razón para que desde los 6 años de edad ella está familiarizada con la actividad virtual, siempre bajo la observación y supervisión nuestra. Es consciente, a sus 10 años de edad, de los resultados y alcance de una publicación en redes sociales, logra tener criterio y responsabilidad de publicación que en ocasiones no tiene un adulto, por ejemplo. Esa estrategia es la principal herramienta de comunicación, educación y difusión de su Proyecto Acuática.

En muchos niños actualmente existe la necesidad de participar, actuar y proponer. La tecnología les enseña que ellos pueden producir información desde antes de lo que uno puede imaginar. Lo mejor que podemos hacer es acompañarlos. Con esta experiencia ha aprendido que todo proyecto tiene: objetivos que debe escribir y recordar, que deben estar reflejados en todas las acciones; acciones que deben tener resultados y alcance suficiente para cumplir con los objetivos; calendario del proyecto y de fechas importantes para el proyecto; gestionar espacios y relaciones que hagan cumplir sueños de su proyecto, y finalmente una meta específica como organización, saber a dónde quiere llegar. En qué momento ha hecho tanto, y con eso solo empieza? Pues cada vez que preguntaba: y qué más podemos hacer? 

Como muchos padres de familia también me preocupa el uso excesivo de la tecnología y la absorción sin escrúpulos que hace del tiempo de nuestros niños, pero es nuestro deber como adultos mantener las líneas de comunicación abiertas. Aunque también he optado por cursos vacacionales con muy buenos resultados de socialización y actividades alternas a lo que formalmente obtiene por el colegio, no puedo evitar decirles que Proyecto Acuática se ha convertido en una inspiración adicional para nuestra relación de madre e hija, de asesora y líder, ni hablar de lo que pueda suceder en adelante. Conocer mejor la vocación y gustos de nuestros hijos nos permite estar cerca, entender y escuchar, y qué mejor manera de establecer una comunicación sana y verdadera!

Ante la pregunta ¿qué hago con mis hijos en vacaciones?que no solo sea programar el viaje que no debe faltar, también los invito a escudriñar en el corazón de sus hijos para entender lo que desean aprender en el presente y que será de mucho significado para su vida. No sabemos cómo aplicará todo esto más adelante, lo cierto es que se fortalece el autoestima, el autoconocimiento y los criterios con que decidan desarrollar el proyecto de vida que decidan.