martes, 22 de mayo de 2012

Calidad de vida para la tercera edad


Son muchos los nombres que utilizamos para denominar las diferentes etapas por las que atravesamos en  nuestra vida. La tercera edad es una de las que pocas veces hablamos pero a la que llegamos inevitablemente. Mucho es el miedo y diferentes opiniones que existen alrededor de esta parte de la vida.
En Cuba hay centros especializados para el adulto mayor, espacios donde ellos pueden intercambiar con sus iguales y en donde realizan diferentes actividades  con el objetivo de mejorar su calidad de vida.
En los círculos de abuelos se realizan actividades para mantenerse sanos física y emocionalmente. Estos círculos imparten clases sobre temas importantes que deben conocer para mejorar su salud, alimentación y levantar el autoestima de estas personas. Ellos  hacen ejercicios espaciales para su edad y juegos para ejercitar la mente. Realizan excursiones a diferentes, caminatas, ven televisión y leen. Tienen diferentes espacios para descansar y relacionarse con personas de su misma edad e intereses. El personal de estos centros cuida la alimentación y salud de los abuelitos y se les da atención a los problemas individúeles y personales de estos.
En una visita a uno de estos centros, observé de cerca la vida de estas personas en ese lugar. Confirmé que ayudan a los abuelitos a no sentirse solos, a no darse por vencido en la vida y buscar razones para ser feliz. Estos lugares fomentan la amistad entre estas personas que se convierten en una gran familia. 

¿Que es lo que más aprecia en la rutina en el círculo de abuelos?, pregunté a dos de ellos y respondieron:
-Lo que más aprecio de la rutina es el taller de lectura, allí  nos reunimos a hablar sobre literatura, escritores, leemos buenos libros. Es un espacio que nos ayuda a elevar nuestro conocimiento. Yo fui maestra así que otro espacio que adoro es el impartir clases a los otros abuelitos sobre temas  interesantes para nuestra edad. 
-El taller de costura es la actividad que más me gusta porque me entretiene y me hace sentir útil. 


Colaboración de:
Roxana Casuso Castañeda
La Habana - Cuba